BACALAO A LA RIOJANA, DE MARISA SÁNCHEZ

Ingredientes (para 4 personas)

  • 400 g de Lomos de Bacalao.
  • 1 kg de Salsa de tomate básica.
  • 200 ml de Aceite de Oliva virgen extra.
  • 5 g de Pimentón dulce-picante.
  • 2 dientes de Ajo.
  • 4 Pimientos choriceros.

Para el sofrito

  • 3 Cebollas.
  • 2 dientes de Ajo.
  • 2 Hebras de Azafrán.
  • 200 ml de Aceite de Oliva virgen extra.
  • 300 g de Pimientos Riojanos en tiras.
  • Sal.

Salsa de Tomate Básica

  • 1 kg de Tomates maduros.
  • 1 Cebolleta fresca.
  • 50 g de Azúcar.
  • 50 ml de Aceite de Oliva virgen extra.

Lavar los tomates y trocearlos con cuidado de que no pierdan nada de su agua. Poner a cocer con el resto de los ingredietes en un puchero a fuego lento. Al cabo de una hora pasar por el pasapurés y luego por el chino. Rectificar de azucar y sal si fuera de necesario.

Como esta Salsa básica de Tomate la vamos a apañar con un sofrito de pimentín, calentar 200 ml de aceite en una sarten; dorar bien los ajos y después retirarlos. Cuando el aceite esté atemperado, añadir el pimentón, diluirlo bien e incorporarlo a la salsa de tomate.

ELABORACIÓN

  • Cortar el bacalao en trozos no muy grandes y ponerlos en remojo durante 48 horas, cambiando el agua 4 veces. Debemos probar siempre el bacalao en crudo antes de proceder a cocinarlo para comprobar el punto de sal.
  • Disponer la salsa de tomate apañada, en este caso, con el sofrito de pimentón.
  • Poner un poco de agua en una cazuela ancha y añadir el bacalao siempre con la piel hacia arriba. Incorporar los pimientos y los pimientos secos sin las pepiatas y cortados. Darle a todo un hervor.
  • Cuando se empiece a formar una espuma blanca en el agua, retirar todo el agua con cuidado. Escurrir muy bien el bacalao y con delicadeza dar la vuelta a los trozos para que no se rompan. Añadir la salsa de tomate hasta cubrir los trozos de bacalao.
  • Por otro lado, picar las cebollas menuditas y dorarlas en una sartén con los 200 ml de aceite. Cuando casi estén, añadir 2 ajos picaditos y el pimientón; remover e incorporar ese sofrito al bacalao con tomate. Remover la cazuela con cuidado, como si de un pil pil se tratara.
  • Añadir, por último, las tiras de pimientos riojanos, que previamente habremos pasado por la sartén con un poco de aceite.

OBSERVACIONES

  • Este plato es más sabroso de un día para otro.
  • Para calentarlo hay que tener cuidado de que no hierva.