José Félix Paniego, ‘Chefe’ para los más allegados, ha sido nominado al Premio Nacional de Gastronomía en la categoría de mejor Jefe de Sala. “La nominación – ha señalado su hermano, el chef Francis Paniego- en sí misma ya es un premio superlativo, que reconoce una labor fundamental en todo restaurante, la sala”.

Se da la circunstancia de que en 1987, Marisa Sánchez -madre de ambos- consiguió el Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Jefa de Cocina y en 2011 Francis Paniego repitió el galardón.

“El servicio de sala -comenta Francis Paniego- siempre es una labor callada, imprescindible y nunca suficientemente reconocida, ni valorada. Siempre se ha dicho, que un buen servicio pasará desapercibido y uno malo puede estropear la mejor cocina. Chefe mi hermano es la cara oculta de la luna, el tipo discreto, prudente y sencillo, rehúye los medios y apenas se deja ver por congresos, mi hermano Chefe se cuida, cuida su tiempo, es perro viejo y distingue muy bien lo que es verdaderamente importante. Chefe ha sabido imprimir carácter al servicio de Echaurren Tradición y del Portal de Echaurren. La manera de trabajar en nuestra casa no es altanera, nunca da lecciones, quiere ser correcta, discreta, deja respirar a la mesa, escucha y da al cliente lo que precisa, nunca interrumpe, lee y se amolda al palpito y ritmo del comensal. Los camareros de casa caminan por la sala pendientes del huesped, que en cualquier momento puede reclamarnos con su mirada. Gracias hermano por ese enorme trabajo, tan bien hecho, que no se ve.