Ezcaray es naturaleza todo el año. Pero quizá sea en otoño cuando alcanza su máximo nivel de generosidad. Estamos en la sierra, los bosques van a tornarse ocres y nos van a ofrecer uno de los regalos más preciados para la gastronomía: las setas y hongos que pueblan nuestro campo y nuestro paisaje. Es también época de vendimia apenas a unos kilómetros de Ezcaray y el olor a mosto parece remontar el Oja hasta sentirse en nuestras casas. Pero lo mejor que ofrece Ezcaray es la posibilidad de improvisar cualquier plan en apenas unos minutos.

EL OTOÑO EN SÍ MISMO

Puede parecer redundante, pero es que el OTOÑO (así en mayúsculas) y lo que representa es ya de por sí un aliciente para visitar Ezcaray durante estos meses. La naturaleza se va vistiendo poco a poco con tonos ocres que invitan a disfrutarla sin límite alguno. Ezcaray es uno de esos lugares donde en apenas en unos minutos puede una persona encontrarse en un paraje de tan exuberante belleza que todo lo demás queda atrás. Un paraíso para disfrutar en familia o en compañía de un buen grupo de amigos. Os damos algunas pistas con el mapa de rutas editado por la Asociación Hoteles de Ezcaray. Lo tenéis aquí.

BERREA

Dura unos pocos días y hay que estar muy atentos. Los ciervos machos intentan apoderarse de su territorio con la llegada del otoño y emiten un gutural bramido que rompe el silencio de los montes alrededor de Ezcaray. Una maravillosa manera de conocer gran parte de nuestros bosques y montes. Para ello, sí que es recomendable contar con un guía como Silvestres o Danitguia.

SETAS

Otoño, Setas, Ezcaray… Una especie de Santísima Trinidad que hace las delicias de aficionados al monte, a la gastronomía, a la cultura y a la participación popular. Ezcaray celebra todos los otoños desde hace más de 25 años sus Jornadas Micológicas, organizadas por la Asociación de Amigos de Ezcaray, en las que se vuelca todo el pueblo. En 2018 tendrán lugar los dos primeros fines de semana de noviembre. Tradicionalmente, el primer fin de semana de las jornadas tiene un aire más divulgativo con conferencias sobre esta maravilla de la naturaleza y un taller de cocina que cuenta con la colaboración de Francis Paniego y que este año tendrá como invitado al chef Luis Alberto Lera del Restaurante Lera.

El segundo fin de semana, las Jornadas tienen un aire más participativo con salidas al campo a recolectar setas, que son posteriormente expuestas en la Plaza de la Verdura. Aunque el verdadero impacto se lo lleva el viajero cuando recorre las calles de Ezcaray convertidas en un auténtico bosque mágico.

Otro de los platos fuertes de la relación de Ezcaray con las setas es su vertiente gastronómica. Todos los bares y restaurantes del pueblo ofrecen durante el otoño delicias gastronómicas con las setas como protagonistas. Un verdadero placer para todos los sentidos. En nuestra carta del Echaurren Tradición ya disponemos de algunos platos:

  • COLMENILLAS A LA CREMA AGRIA 
con foie-gras a la plancha
  • REBOZUELOS SALTEADOS CON AJETES TIERNOS
 todo guisado en su propio jugo con yema de huevo
  • ESCABECHE DE BOLETUS Y HORTALIZAS
 con una yema de huevo
  • ARROZ SECO DE MONTAÑA con codornices y hongos

VENDIMIA

Durante la primera parte del otoño, la vendimia representa la actividad más importante en La Rioja. En toda la comunidad, aunque la zona no esté expresamente localizada en torno al viñedo, se respira ese aire de vendimia que luego no se olvida jamás. Las bodegas, aunque en frenética actividad, continúan en gran parte de los casos abriendo sus puertas y permiten incluso una cata que luego no se puede repetir durante el año: probar el primer mosto. La Rioja Turismo es un buen lugar para acceder a todas las recomendaciones de visitas de enoturismo de La Rioja. Nosotros, por cercanía, recomendamos el Barrio de la Estación de Haro, con sus bodegas centenarias, y las Bodegas Dinastía Vivanco en Briones, con el que es probablemente el museo de la Cultura del Vino más importante del mundo.

LLEGAN LAS e-BIKE

Recorrer Ezcaray y sus alrededores está ahora al alcance de todos. Ni la edad, ni las dificultades orográficas son ahora un impedimento para disfrutar de las dos ruedas. Las bicicletas eléctricas se han convertido ya en habituales por los caminos y sendas de nuestro pueblo y hay varios establecimientos que ofrecen este servicio. El Hotel Echaurren, de hecho, pertenece a la Red BikeFriendly por lo que disponemos de un servicio de guardabicis, con un pequeño taller y zona de limpieza y os ofrecemos unas condiciones especiales durante vuestra estancia. Disponemos además de dos e-Bikes de alquiler para quien quiera iniciarse en esta actividad para todas las edades.