“Demasiado a menudo pensamos en los bocadillos como último recurso para resolver una comida rápida o para salir del paso. No obstante, cada vez hay más gente que entiende que entre dos pedazos de pan se puede esconder un auténtico manjar, una delicia gastronómica. Esto es precisamente lo que propone esta obra, más de un centenar de recetas de grandes chefs que han creado pequeñas maravillas culinarias para satisfacer a todos los paladares. Y es que, como apunta el reconocido gastrónomo Mikel Zeberio, «entre pan y pan, todo está más rico».”

Así se presenta el libro Un buen bocadillo, firmado por Carlos Crespo y editado por Planeta de Libros. Un libro que pretende recoger los mejores bocadillos del mundo, de mano de los grandes chefs españoles, y además cumplir una misión solidaria ya que el dinero recaudado con la venta del libro será destinado íntegramente a atender a personas sin recursos.

El libro propone una serie de recetas alternativas, sabrosas y originales de los mejores chefs de España: Joan Roca, Ferran Adrià, Juan Mari y Elena Arzak, Karlos Arguiñano, Andoni Luis Aduriz, Carme Ruscalleda, Martín Berasategui, Nacho Manzano, Paco Morales, Rodrigo de la Calle, Alberto Chicote, Mario Sandoval, Sergi Arola y Francis Paniego, entre otros.

La obra está prologada por el crítico gastronómico José Carlos Capel, quien señala que: “Más de una vez me he preguntado qué es más importante en un bocadillo, si la calidad del pan o su propio relleno. ¿Qué proporciona más satisfacción, la textura y el sabor de una barra crujiente recién horneada o el jamón, el chorizo y otros embutidos, las tortillas, los calamares, los ahumados o los quesos intercalados entre sus dos mitades? ¿Son mejores los bocadillos fríos o los calientes? Confieso que, a pesar de declararme adicto esta preparación, carezco de respuestas claras.”

Como bien indica Capel, preparar un buen bocadillo no es nada sencillo. “El equilibrio y la armonía entre las partes, la conjunción entre la proteína animal y los hidratos de carbono, constituye una cuestión de principio. Basta con que se desajusten las proporciones o con que las calidades varíen un ápice para que los resultados se malogren. Nadie puede discutir que los bocatas, bocadillos o como queramos llamarlos son recetas bipolares, el soporte de tantas experiencias gastronómicas satisfactorias como la base de pesadas e irritantes decepciones.”

Bocadillos sin disparates

Pero ojo “hay bocatas humildes rabiosamente ricos, como sucede con mi favorito de sardinas en lata, junto a otros pésimos abrumadoramente recargados que aburren con solo leer sus enunciados. Me refiero a los supuestos «bocadillos de autor o creativos» que con todo desparpajo presumen de contener múltiples ingredientes, casi siempre descabalados: pulpo, jamón de pato, ruqueta, pipas de girasol, aceite de oliva, vinagre de Jerez y puré de mango con cucharadas de kimchi al pimentón de la Vera, además de mostaza de Dijon y jengibre, por poner un ejemplo de entre tantos disparates.”

No es el caso del libro que nos ocupa, para cuya producción quizá la única premisa era que se pudiera hacer en casa y disfrutar sólo o en compañía, pero disfrutar al fin y al cabo.

 

Francis Paniego – Pan de Cristal con Chistorra, Queso y Rúcula

INGREDIENTES

  • 500 g de Chistorra
  • 1 unidad de Pan Chapata
  • 250 g de Queso de Cameros
  • 100 g de Rúcula Selvática
  • 50 ml de Vinagreta para Ensaladas

ELABORACIÓN

  • Quitamos la tripa exterior a la chistorra y cortamos la porción a lo largo
  • Marcamos la chistorra a la plancha.
  • Cortamos el pan hueco, tipo chapata, por la mitad y lo tostamos ligeramente.
  • Colocamos la chistorra sobre el pan y queso rallado por encima.
  • Le damos a todo un calentón en la salamandra.
  • Añadimos la rúcula aliñada con vinagreta.
  • Echamos unas escamas de sal Maldon y servimos.