Si algo nos ha traído esta ‘nueva anormalidad’ (permitidnos la expresión) ha sido un retorno a nuestros orígenes. Casi todos hemos tenido en algún momento de nuestras vidas un ‘pueblo’ bien sea propio o heredado al que recurrir en momentos determinados. Esta cruel pandemia ha supuesto un regreso a lo natural, al kilómetro cero de nuestros sentimientos, a la vuelta, como decíamos, a nuestros orígenes. Ezcaray ha sido y es para muchas personas su pueblo, propio o heredado, y con la llegada del otoño un lugar de maravilloso esplendor. La naturaleza, sabia como pocos, se pone en estos duros momentos de nuestro lado. Como siempre, os recomendamos la web de La Rioja Turismo para que descubráis todo lo que esta maravillosa comarca ofrece.

LA NATURALEZA SIEMPRE ESTÁ AHÍ

Y siempre está ahí para cuidarnos y protegernos. Se ha convertido en una de las principales aliadas de nuestro pueblo para sobrevivir en la medida de lo posible a esta terrible pandemia. Pero cualquier actividad al aire libre (si se va en grupo, manteniendo la seguridad en todo momento) aporta en estos momentos un ideal de relajación y de ganas de vivir que no es nada desdeñable. Muchas veces os hemos hablado de las maravillas que encierra nuestra villa y el todo el Valle del Oja. La subida a Turza como un paseo tranquilo que puede convertirse en algo más exigente si se sigue hasta Bonicaparra y Sagastia, la visita a Cilbarrena, subir a San Torcuato, la maravilla de paseo de los Siete Puentes… Cualquier opción a pie o en bici se convierte en una experiencia inolvidable y en esta época del año más.

Si deseáis hacer las rutas por vuestra cuenta Wikiloc y Senderismo en Ezcaray serán vuestros verdaderos aliados. Ojo si váis a ir solos. Un smartphone se convierte en el mejor compañero en estos casos. Si en cambio optáis por unas rutas más organizadas, no cabe duda que DaniTGuía y Silvestres serán grandes compañeros. Consultad sus propuestas, que las hay para todos los gustos.

LA BERREA

Mención aparte merece la Berrea de los ciervos del Valle de Ezcaray que se está produciendo en estos días entre finales de septiembre y principios de octubre. Es mejor que si quieres acudir a semejante espectáculo lo hagas en una visita organizada con personal especializado. Sigue en cualquier caso las recomendaciones del Ayuntamiento de Ezcaray:

  • No se debe molestar a los animales, esta acción es sancionable por la guardería forestal.
  • Evitar en lo posible tocar el claxon de los vehículos.
  • Circular por las pistas con precaución.
  • Está prohibido circular por las pistas una hora antes del amanecer y una hora después del ocaso.
  • Interferir lo menos posible en la naturaleza, dado que los animales en esta epoca están sometidos a un elevado nivel de estrés.
DESPUÉS DEL EJERCICIO, UN POCO DE CULTURA

Interesantísima opción tras conocer la exuberante naturaleza que rodea Ezcaray es la Ruta del Románico del Valle del Oja visitando tres templos románicos que se encuentran en las inmediaciones de Ezcaray y en parajes cuya gran belleza destaca especialmente en otoño: la Iglesia de Nuestra Señora de las Tres Fuentes (foto de la derecha) en la vecina Valgañón, la Iglesia de Zorraquín a sólo un par de kilómetros de Ezcaray y la Ermita de la Ascensión en la cercana San Asensio los Cantos, escondida en un bello paraje serrano al que se llega mediante un agradable paseo. Vestigios del románico tardío, su sola visita constituye una agradable experiencia de ocio y esparcimiento. Podéis descargaros en este enlace todas las rutas del románico de La Rioja.

Por supuesto que es también completamente recomendable la visita a los tres templos de Ezcaray -Iglesia de Santa María la Mayor y las ermitas de Nuestra Señora de Allende y Santa Bárbara- acercarse a la vecina población de Santo Doming de la Calzada o por supuesto al conjunto arquitectónico formado por los Monasterios de Yuso y Suso, Cuna del Castellano.

CÓMO NO... EL VINO

El otoño es también una de esas épocas en las que el mundo del vino alcanza su máximo esplendor. Es época de vendimias y son muchas las bodegas que continúan recibiendo visitas a pesar de la ajetreada actividad que este momento requiere. Si queréis conocer los entresijos de la primera Denominación de Origen de España (1925) y la primera en obtener la categoría de Calificada (1991), es evidente que una visita en este momento del año es ideal. Las bodegas de Rioja se han adaptado a esta nueva situación y garantizan completamente el bienestar durante las visitas, además de que ofrecer nuevas experiencias virtuales de enoturismo.

Consúltanos en recepción y te ofreceremos la mejor solución. Estamos apenas a unos minutos de Haro, considerada la Capital del Rioja, con su espectacular Barrio de la Estación poblado de un buen puñado de bodegas centenarias. Pero también puedes optar por otras rutas menos conocidas, como accediendo a la preciosa población de Ollauri, donde se encuentra Bodegas Valenciso o Conde de los Andes o visitar Bodegas Castillo de Sajazarra en el precioso municipio del mismo pueblo. Cultura y vino, caminan de la mano.

LOS COLORES DEL VIÑEDO

Si vuestra visita es un poco más avanzada en el calendario, el mundo del vino tampoco os defraudará. Es el momento en el que el viñedo (finales de octubre, principios de noviembre, dependiendo del año) se viste con los colores del otoño ofreciendo un espectáculo sin igual. El mar verde que ha sido La Rioja durante el verano se transforma en una amalgama de colores ocres y amarillos que debería ser ya de por sí un verdadero Patrimonio de la Humanidad. San Vicente de la Sonsierra o el Balcón de La Rioja son lugares de ensueño para disfrutar de este espectáculo.

Y NO PODÍA FALTAR... NUESTRA COCINA

Es imposible imaginarse el Otoño Gastronómico sin las setas. Por supuesto que es época de verduras y siempre estará presente la caza entre nuestra oferta gastronómica. Pero los amantes de las setas saben que disfrutan en otoño de un manjar exquisito. Dependiendo del año el bosque será más fértil o menos en setas y hongos pero siempre, siempre intentamos tenerlas en nuestra carta. No falta las Colmenillas a la Crema Agria con Foie-Gras, unos buenos boletus salteados o en escabeche, nuestro arroz de montaña que aúna caza (codornices) y hongos o los rebozuelos, algo más difíciles de encontrar, pero que salteados con unos ajetes tiernos están deliciosos. Nuestra carta en Echaurren Tradición cambia a menudo en esta época del año por lo que no dudéis en consultarla aquí antes de visitarnos. Seréis muy bien recibidos.