FIN DE SEMANA EN EZCARAY. PUENTE DEL PILAR

El mes de octubre es ideal para pasar un fin de semana perfecto en Ezcaray. Estas son nuestras propuestas, esperemos que os gusten

Viernes. La llegada el viernes por la tarde se presenta ideal para conocer el pueblo, sus edificios más emblemáticos y, evidentemente, su numerosa oferta hostelera y gastronómica. Puedes pasar por la recepción del Hotel Echaurren y mientras tomas algo en nuestro Tapas Bar echarle un vistazo a nuestra Ruta de Pinchos de Ezcaray. Es una opinión personal pero os puede servir como guía. En cualquier caso, aventurarse por aquellos establecimientos que os resulten interesantes y pasar una agradable velada de picoteo siempre resulta agradable. La estación final, cómo no, el Troika con sus maravillosos combinados.

Sábado. El sábado es el día del ejercicio. Si eres de senderismo, pero no quieres hacer una ruta demasiado exigente, el paseo por la Vía Verde del Oja es más que agradable. Otra opción es, cómo no, remontar el Ciloria y llegar hasta Valgañón a través de una ruta sencilla y perfectamente señalizada. Un poquito más exigente, pero sin exagerar, es subir a Turza siguiendo el GR 93. Una vez en la aldea puede descenderse por la carretera hasta Ezcaray o los más animados seguir la subida hasta alcanzar el refugio de Bonicaparra. En cualquier caso, rutas para cualquier condición. Nuestro aliado siempre que hablamos de senderismo: www.wikiloc.com.

Otra opción para comenzar el día de forma activa es el ciclismo. De montaña o de carretera. Varios son los establecimientos que alquilan bicis en Ezcaray y si te hospedas en Echaurren podrás disfrutar de nuestro Espacio Bikefriendly, un lugar cerrado y acondicionado para que guardes tu bicicleta, con zona de lavado y pequeño taller de arreglos. Si lo prefieres tenemos a tu disposición dos e-Bikes Orbea listas para su alquiler. Una manera de disfrutar de la montaña con menos esfuerzo, pero eso no quiere decir que no te lleves tu almuerzo ;).

El ejercicio del sábado dará paso a un refrigerio en la Plaza de la Verdura o la del Conde Torremuzquiz (la del quiosco) antes del momento de la comida. Y aquí las opciones son muy numerosas. No olvidéis que el otoño es por excelencia tiempo de setas y caza. Por supuesto que recomendamos cualquiera de nuestros cuatro espacios gastronómicos, pero no está de más una visita a Casa Masip (bar o restaurante) o a Casa Zaldierna,  en una pequeña aldea del mismo nombre muy cerquita de Ezcaray.

Si no se alarga la sobremesa, es obligada la visita a Santo Domingo de la Calzada (apenas a diez minutos) para conocer su imponente Catedral llena de leyenda o para dar simplemente un paseo por el Casco Antiguo o el Espolón.

Domingo. Para la mañana del domingo, las opciones tras un pequeño paseo por la cuenca del Oja, son también numerosas. Estamos en vendimia y son muchas las bodegas que admiten visitas en esta época de frenética actividad (pídenos opinión en recepción). El viaje, obviamente, nos lleva hasta Haro, la Capital del Rioja con su imponente Barrio de la Estación, la más alta concentración de Bodegas Centenarias del mundo; o hasta San Vicente de la Sonsierra o Briones, precioso pueblo medieval que alberga el Museo Dinastia Vivanco, el más importante del mundo en cultura e historia del vino. Precisamente acaba de inaugurarse además la exposición ‘Vivanco Suite, pinturas y grabados del diseñador Alberto Corazón’ de visita obligada. Cuidado con los aromas de la uva entrando en bodega y del mosto iniciando la fermentación porque se cuela por las fosas nasales y llega hasta el corazón obligándoles a regresar año tras año. Les estaremos esperando 😉