LA TIERRA CON NOMBRE DE VINO

El vino como cultura, como paisaje, como gastronomía

La Rioja es la tierra con nombre de vino. Nada se entiende sin él. Es un reflejo de nuestra historia. En torno a él se extiende una cultura que va más allá de su elaboración o su forma de disfrutarlo. Una cultura, que partiendo de la tradición, nos guía hacia el futuro.

LA TIERRA CON NOMBRE DE VINO

Hay muchas maneras de disfrutar del vino. Conocer su historia y lo que supone para La Rioja es una de ellas.

Muy cerca de Ezcaray se encuentra Haro, Capital del Rioja, cuyo Barrio de la Estación es la mayor concentración de bodegas centenarias de España. Muy próximo se encuentra también, en Briones, el Museo de la Cultura del Vino de Vivanco y son múltiples las bodegas que se pueden visitar a solo unos kilómetros de Ezcaray, en los denominados pueblos del vino como Ollauri o San Vicente de la Sonsierra.

En la localidad alavesa de Elciego, la visita a la Ciudad del Vino de Marqués de Riscal es casi obligada por su arquitectura firmada por Frank Ghery.

En otoño, los paisajes del vino inundan La Rioja de tonos ocres y dorados en un mar de viñas en calma tras la intensa actividad de la vendimia.